No se si les ha pasado, despues de 3 horas de volar rueda en esos caminos de lastre con ese polvazal hay un objetivo claro: queremos llegar a la playa, ver olas, mar, arena. Las nubes grises de polvo tal tornado, esos piques a ver quien es el que queda detrás con cero visibilidad, o un embotellamiento bovino son parte de todos esas distracciones que no nos dejan apreciar la magia que existe en esos caminos.

Una tarde me di a la fuga y me fui a explorar los 20 kms entre San Miguel de Jabilla y Coyote persiguiendo cualquier locación para fotografíar el atardecer. Les comento que meterse a potreros ahora ya no es un jamón; antes ud solo se agachaba como su estuviera en la fila del limbo y era suficiente, ahora tienen cables con corriente eléctrica que lo hace casi un deporte extremo.

Guanacastes, Pochotes, Robles de Sabana, Corteza Amarilla, Caraos son algunas de las especies que pueden apreciar bajo la mirada acechadora y curiosa de algún buen toro. Espero que las tomas los transporten a esos lugares. Saludos.

ver tour virtual
Visita virtual caminos de Guanacaste